Skip Navigation Links
Conoce el sentido del humor de uno de los compositores más influyentes del siglo 20
|

 

La vida entera de Erik Satie - nacido un 17 de mayo de 1866 en Honfleur (Calvados, Francia) - estuvo llena de anécdotas. Casi todas sus conversaciones, muchas de sus cartas y buena parte de su música estaban cargadas de ironía y humor fino.

Te puede interesar: "Escucha 150 Satie: El Playlist de Aniversario de Spotify"


Tres Piezas en forma de pera

Se dice que debido a las críticas que le hiciera Claude Debussy por el poco apego a las formas musicales tradicionales que demostraba en sus obras, Satie, irónicamente, le dedicó: Trois pieces en forme de poire (Tres piezas en forma de pera)


La Sonata Burocrática

Lo cierto es que tras publicar su primer obra  en 1887 - que presentó como Opus 62 (es decir, como su obra Número 62) - Satie comenzó a poner títulos humorísticos a sus obras como: Sonata burocrática, Vestido de Caballo, Verdaderos preludios flácidos (para un perro), Capítulos vueltos en todos sentidos, Croquis y detalles de un gran buen hombre de madera, Descripciones automáticas, Embriones disecados, Pequeños propósitos infantiles (Canto Guerrero del Rey de los Frijoles / Lo que dice la Princesa de los Tulipanes / Valse del Chocolate con Almendras), Pecadillos inoportunos (Ser celoso de un camarada que tiene cabeza grande / Comerle su bizcocho / Aprovechar de que tiene juanetes para tomarle su aro), Horas securales e instantáneas (Obstáculos venenosos, Crepúsculo matinal del mediodía, Volubilidades gratíticas), Piezas Frías, Aires para hacer escapar, Vistazos desagradables, Danzas atravesadas, Preludio en tapicería, Viejos cequines y viejas corazas, entre otros ocurrentes títulos. 


Tres Gimnopedias, su obra más conocida

Categorías: Música

MUSICALIA
Ofrenda Musical
Síguenos Facebook Facebook Facebook
FILARMONIA BLOG
Podcast Filarmonia
Circulo de Amigos
Ministerio de Cultura
TV Perú