Skip Navigation Links
Conductor de "La Dieta del Lector" ganó Concurso de Ensayo de la Universidad Nacional Autónoma de México
|

Radio Filarmonía felicita al escritor Juan Manuel Chávez, conductor del segmento "La dieta del lector" del programa "Palma Mater" de la Universidad Ricardo Palma - que se transmite los miércoles al mediodía - por haber obtenido el 1er lugar del concurso de ensayo "Las Voces y el Mundo: La Radio" organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México, a través de su Radio UNAM, institución que cuenta con 80 años de antiguedad.
A continuación reproducimos el texto que hizo a Juan Manuel Chávez ganador del certamen:

LA RADIO, EL VIENTO
"Cuando hay cambios en la presión de la atmósfera, se producen corrientes de aire; y estas corrientes, a su vez, generan una multiplicidad de efectos. Hay quienes experimentan frescura ante una corriente de aire, y no faltan aquellos que sienten frío o desagrado. Sean disfrutables o no las corrientes, todos precisamos del aire y su movimiento.
La radio es como el viento; en ocasiones, su programación y estilo se parecen a las ráfagas que soplan en el ambiente; aunque también pueden semejarse a la brisa marina por su densidad, y, cada vez que arremete con denuncias sociopolíticas, la radio tiene la fiereza reconstructiva de un huracán. Es como el viento por varios motivos; en principio, porque siendo un medio, también es un fin.
La radio tiene tal arraigo en nuestras costumbres que damos por sentada su existencia, incluso cuando su programación resuena sin que le prestemos atención. La radio funciona como un telón de fondo; sus ondas están para nosotros como el aire para subsistir. A su vez, deja en su oyente la sensación de lo efímero. Lo que se dice en la radio, generalmente, se esfuma como el viento. Son palabras que pueden calar muy hondo pero cuya expresión tiene la inmediatez y desenvoltura de lo oral: la radio está más cerca de la imperfección que de lo perfecto; con ello, es más humana que la televisión, que depende de maquillajes literales y simbólicos, o la prensa, que depende de ese maravilloso disfraz de la comunicación que es la frase escrita.
Como el viento, como una corriente, ráfaga o brisa, la radio es un instrumento que moviliza. La radio no se limita a trasmitir un mensaje, sino que el valor de este mensaje se filia al tono y modulación con que se brinda. A menudo, lo más bello del viento no es que corra, sino que arrastre hojas de otoño o aproxime fragancias que dejamos atrás. La comunicación radial es significativa porque consigue complementar al contenido con el continente, como un regalo de cumpleaños donde el empaque es tan apreciable como el obsequio. La radio nos recuerda las virtudes de cultivar la voz, y sus giros y giros para cautivar. En cierto modo, este medio que también es un fin es el homenaje máximo a la conversación; y la conversación es prueba de que las personas todavía seguimos siendo personas entre el progreso, las hecatombes y las tantas tecnologías.
Nuestra radio trasciende, como nunca dejará de ser esencial el aire que respiramos para seguir respirando. Bajo las ondas de radio se relataron las proezas de los aventureros y las tragedias de las guerras mundiales; hoy, en las punas de los Andes o en los territorios de las selvas centroamericanas, los sucesos del universo se siguen contando por radio. Pocos abuelos van a los estadios sin una radio en la mano; así escuchan lo que ven.
Y hay algo más, algo que inclusive no tiene el viento: si la televisión necesita de quien la vea y la prensa o el internet, sobre todo, de quien lea, la radio es un susurrar al oído. Tiene tanto de caricia como de beso; aunque también de insurrección. La ciencia sostiene que la ofrenda final para un individuo que se le va la existencia; alguien que ya no mira, ya no toca, ni siquiera puede comer; lo último que podemos dar a un ser querido es hablarle. Eso hace la radio todos los días. Busca, desde sus orígenes, hacer compañía a la vida, y hasta lo intenta a punta de trasmitir contra la muerte.
En síntesis, como el viento, que es aire bajo presión y en movimiento; la radio es vital".

JUAN MANUEL CHÁVEZ
Candidato a doctor por la Universidad de Valencia y la Politécnica de Valencia (España), máster en Derechos humanos, diplomado en Docencia universitaria, licenciado en Literatura y con estudios de Ingeniería Civil (UNI). Miembro de honor de la Academia Internacional de Ciencias, Tecnología, Educación y Humanidades. Galardonado en premios nacionales e internacionales, con obra traducida al inglés y al italiano. Ha colaborado en libros, revistas y portales de España, Argentina, EE. UU., Centroamérica, México y Perú; y dictado talleres y conferencias en la Universidad Autónoma de Madrid, Freie Universität Berlin, Université Paris-Sorbonne, Università degli Studi di Urbino, Universidad Externado de Colombia, Universidad de Santiago de Chile, Université de Bordeaux, Scuola Holden de escritores en Turín, entre otras. Como fotógrafo ha expuesto en una muestra universitaria en Valencia (España) y en la colectiva Bazarte de Euroidiomas (Perú). Dirige la secuencia sobre libros “La dieta del lector” en Radio Filarmonía y tiene una columna en la revista SoHo.
Contacto: 
juanmanuelchavez@gmail.com | (+51) 966 429 550 

Categorías: Miscelánea Cultural

Ingresa tu usuario o Regístrate aquí si desas comentar.
Usuario Contraseña
O si prefieres, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter. Redes Sociales
MUSICALIA
Ofrenda Musical
Síguenos Facebook Facebook Facebook
Circulo de Amigos
Descuentos con Carnet Vigente
Ministerio de Cultura
TV Perú
Universidad Ricardo Palma
Biblioteca Abraham Valdelomar de Huacachina (Ica)
Británico Cultural
ICPNA 2019
Instituto Neuroquirúrgico Ricardo Palma
Banner Pucp
Quimpac
USMP
Samaca Organico